En los establecimientos que aceptan el pago con tarjeta, el 38,4% de las ventas se realiza mediante esta forma de pago.

El gasto medio que realizan los consumidores en el pago con tarjeta asciende a 103 euros, un 24% más que en efectivo, que es de 83 euros.

El 48,3% de los TPV de los pequeños negocios ya están adaptados para aceptar pagos contactless, un aumento significativo desde el 14,9% de 2013.

El 42,8% de los pequeños negocios en España ya acepta pagos con tarjeta, cifra que ha experimentado un 36% de crecimiento desde el 2013. Este es uno de los datos que revela el Barómetro de microempresas 2016 de Mastercard, que busca conocer la aceptación y uso de los pagos electrónicos en los negocios con una facturación menor a un millón de euros.

De estos negocios, el 42% dispone de un TPV físico, por encima del 31,5% de 2013, mientras que un 7,9% de ellos cuenta con un TPV virtual para la venta online de productos o servicios, lo que supone un gran avance desde el 0,9% de hace tres años. Las principales ventajas que mencionan los pequeños empresarios para aceptar los pagos con tarjeta giran alrededor de la mejora Flickr Photo: Masterpass in storesde la experiencia del cliente, destacando motivos como el deseo de facilitar las ventas, la comodidad o facilidad, la demanda de los clientes de esta forma de pago, y la prestación de un buen servicio.

Actualmente, en los establecimientos que aceptan los pagos electrónicos, el 38,4% de las ventas se realiza con tarjeta, mientras que el 61,6% se realizan mediante efectivo. El importe de las compras con tarjeta es más elevado que el de las compras efectuadas mediante efectivo, con un promedio de 103 euros para las primeras y de 83 euros para las segundas, lo que supone una diferencia del 24%.

Los últimos avances tecnológicos para permitir una experiencia de pago más fácil, rápida y segura también se están adentrando lentamente en el ecosistema de los pequeños negocios. Cada vez un mayor número de estos establecimientos acepta pagar las compras mediante la tecnología contactless, aquella que no requiere contacto de la tarjeta o dispositivo con el TPV. Según los resultados del estudio, el 48,3% de los TPV de los pequeños negocios ya están adaptados para aceptar esta tecnología, un aumento significativo desde el 14,9% de 2013.

Por otro lado, el pago móvil mediante la tecnología NFC sigue estando reducido a una pequeña proporción de las pequeñas empresas, aunque ha aumentado en los últimos años. Actualmente, un 3,3% de los establecimientos que aceptan el pago con tarjeta está adaptado a este tipo de pagos contactless, en comparación con el 1,3% de 2013.

“Muchos establecimientos están realizando grandes esfuerzos para hacer que la experiencia de los consumidores sea cada vez más fácil, rápida y segura, pero todavía queda un largo camino por recorrer. Los pequeños negocios forman parte del día a día de los consumidores. Y el hecho de que todavía el 57,2% de estos establecimientos en España no disponga de la posibilidad de pagar con tarjeta muestra que el potencial de crecimiento y de crear una verdadera diferencia en este importante segmento del ecosistema empresarial es enorme”, afirma Ovidio Egido, director general de Mastercard España.