• Ropa y accesorios lideran las compras online españolas, seguidas por las reservas hoteleras, productos electrónicos y la compra de entradas.
  • La tarjeta es el método de pago online preferido por los españoles, tanto en compras móviles como desde el ordenador.
  • El 72% de los españoles posee una tarjeta de débito y un 18% realiza pagos electrónicos de forma diaria.
  • España demuestra una alta aceptación de los nuevos métodos de pago, siendo los “wallets” digitales el más aceptado por los usuarios como Masterpass.

El comercio electrónico ha sido uno de los sectores que más ha incrementado su actividad e importancia en toda Europa, con un crecimiento del 45% entre 2015 y 2018, según el primer Índice sobre comercio electrónico paneuropeo y nuevas tendencias de pago que ha elaborado Mastercard en más de veinte países del continente y que revela una fuerte aceptación del comercio electrónico y la existencia de diferentes tendencias entre los países. Así, actualmente, uno de cada cuatro españoles realiza compras online una vez por semana, coincidiendo así con la media europea de frecuencia de compra a través de Internet, y se espera que para 2018 este mercado haya aumentado un 45% en un período de tres años.

En España, en relación a los productos más consumidos de forma online, el índice de Mastercard indica que la ropa y accesorios lideran este ranking con el 43% de las operaciones, seguidos por las reservas de hotel (38%), productos electrónicos como teléfonos móviles, ordenadores o tablets (37%) y por último, la venta de entradas (35%). Estas categorías se sitúan  en consonancia con la media europea, pues la ropa y accesorios junto con la venta de entradas son las áreas más populares del comercio electrónico, con el 48% y 34%, respectivamente.Masterpass Hero Image

En cuanto a las preferencias por los diferentes métodos de pago online, los españoles siguen decantándose por el pago con tarjeta, tanto desde el ordenador (40%) como desde dispositivos móviles (31%), al igual que los ciudadanos de Reino Unido, Francia, Irlanda e Italia. El informe de Mastercard destaca asimismo que el 72% de los usuarios ya dispone de al menos una tarjeta de débito, y que el 18% la utiliza diariamente y el 29% cada dos-cuatro días.

Auge de nuevos métodos de pago digitales

El índice, por otra parte, analiza los nuevos métodos de pago como los “wallets” digitales, aplicaciones bancarias o el escaneo de códigos. España manifiesta, en este sentido, una aceptación creciente en relación al uso de estos métodos. Así, el 54% de los usuarios ya utiliza “wallets” digitales, situándose como los europeos más receptivos ante este método. Además, el 37% usa las aplicaciones bancarias y el 21% el escaneo de códigos para adquirir ropa online. Estas cifras demuestran el fuerte potencial de crecimiento de estos nuevos métodos de pago electrónico.

Además de analizar el comportamiento de los españoles en las compras online, el índice de Mastercard estudia los principales miedos de los usuarios. Así, el fraude es la mayor preocupación de los españoles para no comprar por Internet (64%), lo que nos sitúa en segunda posición del ranking de países donde el fraude actúa como la principal barrera, después de Grecia (71%).

Por último, el informe examina el comportamiento de los usuarios ante el comercio electrónico transfronterizo. En España, dos de cada tres compradores online afirman haber comprado productos en páginas web de otros países, lo que revela el fuerte crecimiento de este tipo de comercio y que se sitúa en paralelo con el resto de Europa, pues más del 40% de los compradores ya participan en el comercio electrónico transfronterizo al menos una vez al año.

“Nuestro conocimiento de cómo las personas están adoptando comportamientos digitales nos permite trabajar con nuestros socios en todas las regiones y construir productos adaptados a cada mercado” afirma Javier Pérez, presidente de Mastercard Europa. Por su parte, Ovidio Egido, director general de Mastercard España, señala que “desde Mastercard trabajamos a diario para construir productos, soluciones y tecnología que no sólo hagan la vida más fácil a los usuarios, sino que les ofrezca garantía y seguridad. Por eso, este índice nos permite conocer cómo se comportan los ciudadanos ante los métodos de pago y cómo están recibiendo las nuevas soluciones, y así nosotros podremos ir un paso por delante, demostrando públicamente nuestro compromiso con la eficiencia y seguridad”.

Consulta el informe completo aquí.