Blogs
Beyond the Transaction: Every Transaction Has a Story
Share

Mastercard pone en marcha el primer Centro de Ciberresiliencia en Europa

  • El Centro de Ciberresiliencia de Mastercard se construirá en Waterloo (Bélgica), y será el primer centro de este tipo de la compañía fuera de Norteamérica
  • Colaborará con centros nacionales de inteligencia cibernética, organismos de seguridad, bancos centrales de toda Europa, la Europol o Interpol, entre otros
  • De este modo, Mastercard podrá diseñar y poner en marcha mejores prácticas de prevención y lucha contra el cibercrimen internacional

Mastercard anuncia hoy la puesta en marcha de su primer Centro de Ciberresiliencia (CRC por sus siglas en inglés) en Europa que abrirá sus puertas en 2021. Un centro de ciberseguridad vanguardista que impulsará la colaboración entre los sectores público y privado, así como organismos regulatorios, para hacer frente a las grandes amenazas del entorno cibernético y digital.

El centro estará ubicado en Waterloo, Bélgica -lugar en el que se encuentra la sede europea de Mastercard- y será el primero de este tipo fuera de Norteamérica. Esta apuesta pone de relieve el compromiso de Mastercard por hacer frente a las principales amenazas que afronta el ecosistema de pagos en Europa, incluyendo instituciones financieras y fintechs. Operará en toda la región y dará cabida a un equipo profesional que reunirá diferentes perfiles técnicos de toda la comunidad global de Mastercard, principalmente expertos en seguridad tanto física como cibernética.

Un centro de colaboración para poner en marcha las mejores prácticas

El CRC colaborará con centros nacionales de inteligencia cibernética, organismos de seguridad, bancos centrales de toda Europa, la Europol o Interpol, entre otros, con el fin de diseñar y poner en marcha mejores prácticas de prevención y lucha contra el cibercrimen internacional y otras amenazas.

“Los servicios financieros siempre estarán entre los principales objetivos de los ciberdelincuentes debido a la gran cantidad de datos de clientes y credenciales de los que somos responsables”, explica Javier Pérez, presidente de Mastercard en Europa. “Este centro mejorará la colaboración entre diferentes organismos, ayudando a garantizar que las empresas y los particulares se sientan seguros cuando comparten información en internet”.

El CRC acortará, drásticamente, las líneas de comunicación interna entre los equipos de Mastercard y externamente con los clientes, socios y otros actores clave. Esto mejorará el tiempo de respuesta y la efectividad cuando sucedan acontecimientos globales, potenciales desastres naturales, incidentes que impacten al servicio y la seguridad, y garantizará el cumplimiento de las leyes de privacidad globales.

Además, el centro permitirá a Mastercard, entre otras cosas, trabajar en estrecha colaboración con las agencias policiales y los clientes europeos para mejorar el intercambio de inteligencia y liderar una respuesta conjunta a la ciberdelincuencia. También ayudará a profundizar en la implementación de mejores prácticas por parte de las fuerzas del orden y los responsables políticos europeos.

“La seguridad y privacidad de los datos de nuestros clientes es primordial. Los ciberdelincuentes no conocen fronteras ni nacionalidades, por lo que las amenazas pueden provenir de cualquier rincón del mundo. Solo un esfuerzo conjunto que involucre a todas las partes podrá colocar a Europa en la primera línea de la resiliencia empresarial”, explica Pérez.

Con operaciones en más de 210 mercados, Mastercard refuerza así su compromiso con la protección de su propia infraestructura, sus clientes y los titulares de sus tarjetas. Para ello, lanzará un centro provisional esta primavera, y está previsto que la instalación oficial abra sus puertas en 2021.