Blogs
Beyond the Transaction: Every Transaction Has a Story
Compartir

Mastercard emprende hoy el camino hacia una experiencia de pago online más sencilla

Un llamamiento a la industria para que apoye los estándares tecnológicos de compra online hacia el almacenamiento de datos de pago solo a través de tokens

Actualmente, damos por sentada la facilidad y comodidad de pagar con tarjeta en cualquiera de los 50 millones de tiendas que aceptan Mastercard en todo el mundo. Caminamos hacia el mostrador y sabemos exactamente cómo funcionará nuestra tarjeta al hacer la transacción.

Pero la experiencia de compra a día de hoy ha cambiado mucho desde los comienzos de Mastercard, y más aún en los últimos diez años. Cada vez recurrimos más a la web y al móvil para comprar, y almacenamos los datos de pago en una gran cantidad de dispositivos, al comprar en diferentes comercios o plataformas de comercio electrónico.

De hecho, los informes de la industria estiman que el comercio a través del móvil se incrementó en casi un 20 por ciento el año pasado. Esto implica que pasamos mucho tiempo navegando y utilizando pantallas considerablemente más pequeñas que las del ordenador de sobremesa tradicional. Estas pequeñas pantallas presentan sus propios desafíos, como, por ejemplo, cuando hay que ingresar nuestros datos de pago o cuando se limitan las opciones de pago que puede mostrar un comercio.

Por todo esto, hoy anunciamos nuestro apoyo al nuevo marco EMVCo Secure Remote Commerce (SRC), presentado el año pasado. Durante un evento de la industria celebrado en Las Vegas esta semana, hemos pedido a los comercios, adquirientes, emisores y otros integrantes del sector tecnológico que se unan a nosotros para brindar a los consumidores la misma experiencia de pago simple, segura y cómoda en todos los navegadores y dispositivos.

Todo comienza con la experiencia
En Mastercard, nuestra estrategia digital se centra en ofrecer la mejor experiencia de pago al cliente, a través de la elección del consumidor, la seguridad, la transparencia y la privacidad. Para ello, la estandarización es el primer paso.

Al igual que los mostradores de los puntos de venta físicos cuentan con un terminal de aceptación único y estandarizado, creemos que SRC se puede implementar como un solo botón de checkout común.

Al hacerlo, creemos que SRC ofrecerá una experiencia de pago más unificada para los consumidores, reduciendo los múltiples pasos que a los que enfrentan en diferentes plataformas o sitios web, y facilitará que los comerciantes implementen y almacenen los tokens en el archivo y mejoren sus índices de aprobación.
También creemos que existe la oportunidad de que los estándares de pagos de SRC funcionen junto a los estándares de navegación de W3C, para ofrecer un mayor valor a los consumidores y comercios. Utilizaremos dichos estándares como base para desarrollar y ofrecer a nuestros clientes características y beneficios adicionales y diferenciados.

Seguridad en todas partes
Al igual que el chip EMV ha llevado la seguridad al mundo físico, el uso estandarizado de la tokenización es fundamental para hacer el mundo digital más seguro. Hoy, casi el 75% de todas las tarjetas del mundo están listas para ser tokenizadas. Un mundo de solo tokens está a nuestro alcance y SRC lo apoyará, basándose en los estándares de tokenización. Este sistema hace que las credenciales no sean útiles para los estafadores y reduce el riesgo para los comercios. Y, lo que es más importante, también ofrece a los consumidores visibilidad acerca de dónde se almacenan sus credenciales y cómo se usan sus datos.

Mediante este cambio a tokens y criptogramas, aportaremos tranquilidad a los consumidores, sea cual sea el método de pago que escojan. En SRC, estos esfuerzos de seguridad para con los comercios, carteras digitales y plataformas web se complementarán con la autenticación EMV 3DS, la biometría y los servicios de detección y monitorización de fraude, basados en inteligencia artificial.

Lo que ocurre hoy es solo el primer paso. Continuaremos compartiendo actualizaciones sobre este camino que emprendemos.