• Casi la mitad de los españoles (un 46%) aseguran que ahora realizan más transacciones financieras a través de una app que antes de la pandemia
  • Aunque la adopción de la banca digital continúa creciendo año tras año, la mayoría de los españoles (un 83%) cree que los bancos físicos seguirán existiendo en el país dentro de 10 años
  • Ocho de cada diez empresas en el país (un 81%) afirman que les interesa incrementar el volumen de pagos digitales en los próximos meses

El confinamiento causado por la crisis de la Covid-19 ha acelerado la digitalización en la sociedad y ha puesto de relieve la importancia de la tecnología en los servicios financieros. Según el “Estudio de la Evolución de la Banca Europea” presentado hoy por Mastercard y realizado en 12 mercados europeos, entre ellos España, seis de cada diez españoles (un 63%) afirman que ya se han cambiado de la banca física a la digital, o bien que les interesa hacerlo. Es una cifra superior a la del año pasado, cuando el informe reflejaba que un 60% de la población se planteaba cambiar a un banco digital en algún momento. A su vez, el porcentaje es muy parecido a la media europea (un 62%), que subió 13 puntos porcentuales en comparación con un estudio que la empresa realizó en 2017 (Mastercard Digital Banking Survey 2017).

Los hallazgos del estudio se correlacionan con el reciente informe State of Pay (“El estado de los pagos”), un estudio global realizado por Mastercard, que desveló que más de la mitad de la población del mundo (un 53%) está usando las apps bancarias con más frecuencia. Esta investigación, llevada a cabo en 14 países diferentes, entre ellos España, también encontró que la mayoría personas se están alejando del efectivo, una tendencia que ha llegado para quedarse, ya que el 64% de los europeos, y más de la mitad de los españoles (un 54%) afirma que usará menos dinero físico aún después de la pandemia.

La preferencia por los pagos digitales no solo ha prevalecido entre los usuarios, sino que también ha generado interés en los propios comerciantes: ocho de cada diez empresas españolas (un 81%) afirman que les interesa incrementar el volumen de pagos digitales en los próximos meses.

Según Mark Barnett, presidente de Mastercard Europa: “A medida que nos adaptamos a esta

realidad cambiante, ha surgido una verdad universal: todos estamos viviendo nuestra primera vida digital. Sabemos que los europeos quieren soluciones sencillas y seguras para sus necesidades bancarias y de pago. Nuestro objetivo es precisamente ese: impulsar la innovación para mejorar las experiencias bancarias y de pago. Además, Mastercard es el socio preferido tanto por empresas establecidas como emergentes que buscan digitalizar y optimizar la experiencia de sus clientes y estamos trabajando con ellos para que las interacciones digitales sean más convenientes, seguras e inteligentes“.

La adopción de la banca digital y apps se dispara en toda Europa

A medida que la pandemia continúa evolucionando y muchos países experimentan una segunda ola, la forma en que los europeos interactúan y realizan transacciones ha oscilado hacia a las plataformas digitales. Del mismo modo, con las restricciones del confinamiento, que antes limitaban el acceso a los bancos físicos, la mayoría de los europeos ha explorado nuevas soluciones bancarias que hacen que sus rutinas financieras sean más fáciles y seguras. De los más de 9.600 europeos encuestados, uno de cada cuatro (un 42%) afirma que, aunque las nuevas soluciones de banca le interesan, le preocupan los estándares de seguridad de éstas; mientras que en España casi un tercio de la población (un 29%) comparte esta postura. A su vez, un 61% de los españoles tienen interés en las soluciones de la banca digital, por encima de la media regional, ya que solo un 46% de los europeos afirman lo mismo.

Este interés se traduce en un auge en la adopción de los servicios digitales bancarios: casi la mitad de los españoles (un 46%) aseguran que ahora realizan transacciones financieras a través de una app con más frecuencia que antes de la pandemia, principalmente gracias al ahorro de tiempo y su simplicidad. Asimismo, un 47% afirma que la pandemia no ha cambiado la periodicidad con la que realizan transacciones por medio de apps y, por último, solo un 7% ha disminuido su uso en comparación con el año pasado. Estas conclusiones se alinean con las del estudio global State of Pay, que revela que el 87% de las personas que no habían utilizado apps bancarias hasta la crisis seguirán utilizándolas aún después de la pandemia.
Diferencias entre los europeos del este y occidentales

A su vez, el estudio analiza varias disparidades en las tendencias financieras entre los europeos del este y los occidentales. La apertura y el interés de los usuarios por la banca digital y las apps es superior en Europa del Este que en Europa Occidental (un 57% frente a un 44%). En este sentido, los encuestados búlgaros (62%) fueron los que expresaron un mayor interés por estos servicios, seguidos por los españoles (61%), mientras que en Alemania y los Países Bajos los encuestados aseguraron que prefieren continuar con soluciones bancarias y de pago tradicionales (17% y 18% respectivamente).

Otra diferencia en los hábitos financieros es la frecuencia en las transacciones online o través de apps: la mitad de los europeos del este (50%) dicen que ahora las realizan más, mientras que solo el 39% de los europeos occidentales aseguran lo mismo.

La vida tras el confinamiento

El estudio también analiza las características que los usuarios buscan en la banca digital y los pagos móviles. Según los resultados del informe, la mitad de los españoles (50%) opina que la seguridad es la cualidad más importante, una tendencia que, en parte, se debe al creciente volumen de ciberataques y fraudes en los últimos meses. Y, es que, de acuerdo con los resultados del estudio State of Pay, a un 84% de los españoles le preocupa ser víctima de un fraude o estafa.

En cuanto a los pagos con el móvil, la mayoría de los españoles (un 67%) expresa que le gustaría que los comercios facilitarán más los pagos con el móvil. Asimismo, más de la mitad de la población (un 53%) afirma que les interesaría realizar pagos a través de aplicaciones de chats.

Por otro lado, el estudio también desvela cuáles son características y funcionalidades que más priorizan los españoles. El ahorro de tiempo encabeza la lista (con un 71%), seguido por la facilidad de uso (un 54%), disponibilidad (un 39%) y la facilidad de los pagos contactless (39%). En comparación con el año pasado, hay dos características que se repiten entre las primeras opciones: el ahorro de tiempo (un 70% en 2019) y facilidad de uso (un 65%, porcentaje que ha bajado 14%).

Confianza en los bancos y las instituciones financieras

Si bien la adopción de la banca digital continúa creciendo año tras año, la mayoría (85%) de los europeos todavía cree que los bancos físicos existirán en su país dentro de 10 años, una previsión que los españoles (un 83%) también comparten. Esto se debe a que muchos bancos tradicionales ofrecen cada vez más soluciones digitales, lo que genera una mayor retención de clientes: menos de una cuarta parte cambiaría su banco actual por uno 100% digital en los próximos 12 meses (23%), un porcentaje que es igual tanto en Europa como en España. Sumado a esto, el 61% de los europeos y 58% de los españoles creen que sus bancos son la fuente más fiable para recibir consejos financieros, posicionando a las entidades financieras por encima de sus amigos y familiares, los medios de comunicación, las empresas de asesoramiento financiero y otros.

Mastercard: el socio preferido de la banca digital

En 2020, Mastercard sigue siendo el socio preferido de las instituciones financieras que ofrecen soluciones digitales. En Europa la compañía se ha asociado con más de 60 bancos digitales y con la mayoría del sector Fintech y Paytech (un 80%, una cifra que se ha duplicado desde 2018).

En España algunos de los socios principales de la empresa, en el sector de banca digital, son Orange Bank, Bnext y Rebellion. Según Narciso Perales, director general de Orange Bank España: “Facilitar el acceso a servicios zinnovadores de banca móvil es nuestra razón de ser. La asociación con Mastercard nos ha permitido ofrecer a nuestros clientes una tarjeta 100% móvil. Ser la primera empresa en Europa en formar parte del programa Mastercard Digital First nos ha impulsado a liderar la innovación en nuestra industria”.

Guillermo Vicandi, CEO y cofundador de Bnext, explica: “La asociación con Mastercard nos permite brindar una capa adicional de seguridad y confianza a nuestros clientes, ayudándonos a prosperar en la banca digital. Esperamos que nuestra colaboración continúe para crecer e impulsar la innovación en productos de banca digital”.

Por su parte, según Sergio Cerro, CEO de Rebellion: “Gracias a nuestro acuerdo con Mastercard Rebellion es percibido internacionalmente como un neobanco sólido, confiable y serio. Sobre todo, Mastercard nos ofrece intangibles de gran valor para una empresa como la nuestra. Nos da reconocimiento, seriedad y prestigio. En cualquier industria relacionada con el dinero, estas tres cualidades son clave para los clientes”.

Haga clic en los siguientes enlaces Bnext, Bunq, Curve, Monese, Orange Bank, Paynetics, Rebellion, Stocard, Treezor and Vanta para leer los estudios de caso de algunos de nuestros socios de banca digital.