La aceptación de tarjetas ha experimentado una subida de más de 11 puntos desde 2013.

El gasto medio por transacción con tarjeta es de 73frente al 55€ del efectivo.

Del total de pequeños comercios que aceptan el pago sin contacto, 48,6%, el 87% lo utiliza.

La aceptación de los pagos electrónicos por parte de los pequeños comercios españoles sigue su línea ascendente. Así, tres de cada cinco pequeños comercios españoles (63,5%) ya acepta el pago con tarjeta, lo que supone un incremento de 11 puntos desde el año 2013, cuando la cifra se situaba en el 52,4%. Esta es una de las principales conclusiones del Barómetro de microempresas 2016 de Mastercard, un informe que analiza la aceptación y uso de los medios de pago electrónicos en negocios nacionales con una facturación inferior al millón de euros.

Masterpass platba v kavárně - malá

De estos comercios, el 62,9% cuenta con TPV físico, 10 puntos porcentuales más que en 2013, cuando un 52,6% de estos establecimientos tenían este dispositivo. Cabe destacar el importante aumento experimentado por los TPV virtuales, disponibles ya en el 11,6% de los pequeños comercios frente al 1,2% de 2013. Por otro lado, las principales razones por las que los comerciantes ofrecen este método de pago pasan por facilitar ventas (61,7%), la comodidad y simplicidad en el pago (57,3%) y para satisfacer las demandas de los propios clientes (50,3%).

En cuanto al volumen de compras, aunque las realizadas con efectivo siguen siendo mayoritarias, 62,7% versus 37,3% de las tarjetas, son estas transacciones las que obtienen un importe medio mayor en cada compra, 73€ de las tarjetas frente al 55€ en efectivo.

Gran avance en la utilización del pago sin contacto

Sin duda, el pago contactless o sin contacto es el que ha experimentado el incremento más significativo en su uso, en el segmento de los pequeños comercios. Así, del 48,6% de los establecimientos que acepta estos pagos, el 87% los utiliza. Una subida de 21 puntos porcentuales desde 2013, cuando la cifra ascendía al 65,9%.

Además, el pago móvil mediante la tecnología NFC sigue abriéndose paso de manera discreta en los comercios españoles. Concretamente, un 3,6% de los establecimientos que aceptan el pago con tarjeta está adaptado a este tipo de pagos, en comparación con el 1,2% de 2013.

“El esfuerzo realizado por entidades financieras y comerciantes durante 2015 para ofrecer la tecnología contactless a los consumidores ha resultado en un importante incremento del uso de estos pagos durante 2016, convirtiendo a España en uno de los mercados de referencia en aceptación y uso del pago sin contacto a nivel mundial” señala Ovidio Egido, director general de Mastercard para España.