Un 10,4% de los consultados por MasterCard utiliza el móvil para pagar en las tiendas, acercando el dispositivo al TPV.

Este tipo de pago móvil ha incrementado su uso en 4,2 puntos porcentuales respecto al año pasado.

El 41,5% de los consultados elegiría una solución biométrica a la hora de identificarse cuando paga con el móvil.

Madrid, 16 de febrero 2016. Los niveles de conocimiento y uso del pago móvil por parte de los españoles van en aumento año tras año, así se desprende del Barómetro anual de nuevas formas de pago elaborado por MasterCard. El estudio señala que el 10,4% de los clientes digitales (aquellos españoles de entre 24 y 55 años que hayan realizado compras online o pagos contactless en una tienda física en los últimos 6 meses) utiliza el móvil para realizar pagos en tienda física, a través de la tecnología NFC. Estos pagos, que consisten en acercar el dispositivo móvil al terminal o TPV, se han incrementado en 4,2 puntos porcentuales respecto al año pasado. Además, son los más conocidos (63%) y los mejor valorados (34,2%).

A esta modalidad, le siguen el pago móvil con cargo a la operadora, con un 8,3% y el pago móvil por medio de aplicaciones, que se sitúa en un 5,2%. Ambos cuentan con un nivel de conocimiento que alcanza el 32%.

PagoMovil_MasterCard

 

En palabras de Paloma Real, directora de Desarrollo de Negocio e Innovación de MasterCard España, “que el 20,8% de los clientes digitales ya utilicen el móvil para pagar, en al menos alguna de sus modalidades, viene a demostrar como este medio de pago gana cada vez más relevancia en los hábitos de compra de los españoles. El importante esfuerzo, que han realizado entidades financieras y comerciantes por facilitar esta tecnología a los consumidores, ha permitido lograr estas cifras que, muy probablemente, continuarán en ascenso durante todo 2016, convirtiéndole en el año del despegue de los pagos móviles. Ahora el reto es ampliar aún más el conocimiento y trabajar por que la experiencia de los usuarios sea convergente, independientemente del dispositivo con el que se pague”.

A pesar de las buenas cifras del pago móvil, son los wallets o carteras digitales el método de pago que cuenta con un mayor conocimiento y uso por parte de los españoles. Concretamente, 3 de cada 4 (75%)  entrevistados han utilizado en alguna ocasión una aplicación tipo wallet para realizar sus compras online. Entre las razones para hacerlo destacan su seguridad (56%), rapidez (25%) y comodidad (24%).

Otro de los medios de pago que se está abriendo camino, pero de manera más discreta, son los pagos P2P conocidos por un 48,8% y utilizados por el 9% de los encuestados. Sus usuarios acuden a ellos fundamentalmente para abonar compras, enviar dinero y compartir gastos, unas 6 veces al año y con un presupuesto alrededor de los 45 euros de media por transacción.

Soluciones biométricas, una opción atractiva para los consumidores

Una de las claves para el éxito de las nuevas formas de pago es garantizar a los consumidores que se mantienen, o incluso se incrementan, los mismos niveles de seguridad que en las transacciones físicas. La constante innovación realizada en este campo, ha llevado a implantar soluciones biométricas que permiten identificar al individuo a través de su huella dactilar, el reconocimiento facial o incluso su ritmo cardiaco.

Estas soluciones están siendo muy bien acogidas por los consumidores, que justifican su elección en que estos métodos son seguros, para el 64%. De hecho, el 41,5% de los encuestados elegiría una solución biométrica a la hora de identificarse cuando paga con el móvil.

“Gracias a los constantes desarrollos que se realizan en el sector de los medios de pago, cualquier dispositivo conectado es un dispositivo de compra. Por lo tanto, se ha trabajado en trasladar los estándares de seguridad y autenticación del mundo físico al mundo digital para permitir una experiencia de compra más segura, a través de la autenticación biométrica”, ha añadido Paloma Real.

 

Sobre el estudio

El estudio ha sido realizado por Inmark Europa, compañía líder en investigación de mercados en el sector financiero, a partir de más de 1.200 entrevistas a individuos de 24 a 55 años, activos económicamente (con ingresos regulares), residentes en España, que hayan realizado compras online o pagos contactless en una tienda física en los últimos 6 meses.