• Un 55% de los consumidores[1] ya elige el pago contactless, 12 puntos porcentuales más que en 2018, cuando un 43% de los españoles empleaba este sistema de pago.
  • Hasta un 87,5% de los españoles ya cuenta con una tarjeta de débito como uno de los métodos para realizar sus pagos.
  • Las compras online siguen creciendo en todos los ámbitos de edad y casi el 50% se realiza ya a través del teléfono móvil.

Para tuitear esta noticia, copia y pega este enlace y añade el hashtag #BarómetroTarjetas

Según el último Barómetro de Tarjetas Mastercard 2019, continúa incrementando la penetración de la tecnología contactless, que ya es empleada por un 55% de los entrevistados, 12 puntos porcentuales más que hace tan solo un año. Por su parte, el porcentaje de españoles que usa las tarjetas de débito como uno de los métodos para realizar sus pagos asciende a un 87,5% (un incremento del 4,2% con respecto al año anterior). En cuanto a tarjetas, son precisamente las de débito las preferidas entre los españoles (87,5%), seguidas por las tarjetas de crédito (18,3%) y las de prepago (3,7%).

Aunque el efectivo sigue siendo la mejor opción para muchos y un 19% afirma pagar siempre de esta manera (sólo el 15% lo hace siempre con tarjeta), a partir de los 15€ – 20€ de gasto, la balanza se inclina a favor del pago con tarjeta para uno de cada tres usuarios.

En cuanto a las principales razones para optar por el uso de la tecnología contactless, continúan destacando la rapidez (62%) y comodidad (58%). Asimismo, se han reducido notablemente las reticencias respecto a su uso y ha mejorado su percepción, tanto en relación con la confianza, como respecto a la sensación de seguridad que produce. De hecho, ya sólo un 32% la percibe como menos segura que la tarjeta tradicional, lo que implica una reducción de 10 puntos porcentuales en el último año y de 18 puntos respecto a 2017. Además, un 20% de los usuarios la prefiere por su durabilidad, ya que “no se estropea”.

Tecnología móvil, wearables y otros métodos de pago

Según datos recogidos por el Barómetro de Tarjetas Mastercard 2019, continua el crecimiento de la presencia de dispositivos electrónicos y a día de hoy, el 96% posee un teléfono móvil. Esta cifra repercute positivamente en el acceso a Internet a través de estos dispositivos y en su uso para los pagos. De este modo, un 85% de los encuestados accede a Internet a través de su teléfono móvil, 15 puntos porcentuales más que en 2016.

Gracias a esta penetración, un 7,4% de los encuestados ha pagado en algún establecimiento comercial con su teléfono móvil, tres puntos porcentuales más que en 2018 y 6 más que en 2017. La mayoría de los usuarios ha empleado la aplicación de su propio banco (63%), una opción que se postula como favorita en detrimento de otras, registrando un incremento de 22 puntos porcentuales respecto a 2018. Además, si todos los comercios dispusieran de tecnología para pagar con el móvil, el 7% de los usuarios pagaría siempre así, y un 10% lo haría para los pagos recurrentes y cotidianos, datos que también van in crescendo en los dos últimos años.

Aunque las cifras sean notablemente inferiores, cabe destacar también la presencia de otros dispositivos al margen del ordenador personal (68%), la tablet (42%), la Smart TV (39%) o el ordenador en el trabajo (35%), ya que los relojes inteligentes con un tímido 11% representan en cambio una cifra de ascenso de siete puntos porcentuales en sólo dos años, un dato sólo comparable a la de los televisores inteligentes, y muy significativa teniendo en cuenta la juventud de estos dispositivos en el mercado.

Según Paloma Real, directora general de Mastercard España, “los datos de este último Barómetro reafirman las tendencias que hemos venido observando en los últimos años. El buen hacer de todos los actores del sector, que han apostado por la modernización de los métodos de pago y la normalización entre los consumidores, están dando lugar a una progresión intensa de la tecnología contactless, que ya podemos considerar completamente implantada, así como de otros métodos que están invisibilizando la tarjeta física a través de otros dispositivos y sistemas”.

El e-commerce cada vez en pantalla más pequeña

En relación a las compras online, siguen creciendo en todos los ámbitos de edad, particularmente entre los más jóvenes (18-34 años), que utilizan Internet para comprar en un 67% de las ocasiones, seis puntos más que sólo un año antes. No obstante, los más mayores de entre los encuestados (de 55 años en adelante) también han aumentado su uso de Internet para adquirir productos o servicios, y ya lo hacen en un 18% de los casos, duplicando la cifra de hace cuatro años.

La ropa sigue siendo la reina de las compras online, aglutinando un 40% del total, seguida de los regalos (32%) y los productos de electrónica (29%). También los viajes se llevan su parte, puesto que utilizamos Internet para las reservas de transporte (aviones, trenes, etc.) en un 25% y para las reservas de alojamiento en un 17%.

El 89% prefiere la tarjeta para las compras online (tres puntos más que el año anterior) y la tarjeta más utilizada continúa siendo la de débito, que desplaza a la de crédito y es la preferida por un 88% de los encuestados.

En este ámbito, el teléfono móvil también se postula como uno de los dispositivos favoritos para las compras por Internet para casi la mitad de los encuestados (48%, 10 puntos más que un año antes), acercándose cada vez más al ordenador (67%). Los sistemas wallet para operaciones de compra online se incrementan tímidamente, y siguen ganando terreno con tres puntos más que en 2018, alcanzando ya un 14%.

Perfil digital y riesgo de exclusión financiera en recesión

El Barómetro arroja datos acerca de los perfiles más o menos digitales que encontramos en España y, en este sentido, muestra que se continúa reduciendo el número de consumidores sin acceso a Internet: un 14% del total de la encuesta.

Este dato, relacionado con conceptos como el de la España vaciada y los profundos cambios en el sector financiero que entrañan cierto riesgo de exclusión digital y financiera, muestra una mejora paulatina que refleja una evolución positiva en la reducción de la exclusión financiera.

Los otros perfiles que se encuentran en la muestra son aquellos con acceso a Internet, pero que no emplean banca móvil ni online, es decir, perfil digital no financiero (29%). Finalmente, definimos como perfil digital financiero aquel que cuenta con acceso a Internet y que usa habitualmente banca online o móvil, un perfil que continúa creciendo y alcanza un 57%, 7 puntos porcentuales más que en 2018.

Sobre el Barómetro de Tarjetas Mastercard 2019

El estudio ha sido realizado por Inmark Europa, compañía líder en investigación de mercados en el sector financiero, a partir de 11.014 entrevistas personales realizadas de forma aleatoria en todo el territorio español y representativas de la población residente. Las entrevistas se llevaron a cabo entre los meses de mayo y julio de 2019 entre personas de 18 años o más residentes en poblaciones de más de 2.000 habitantes. La muestra está estratificada por provincia y hábitat, con cuotas por sexo, edad y clase social. El margen de error general para el estudio completo es de ± 0,95% para un nivel de confianza del 95,5%.

[1] Individuos de 18 o más años, bancarizados y residentes en poblaciones de más de 2.000 habitantes