• En el último año, también se ha producido un importante incremento del conocimiento que se tiene del pago móvil, que ya alcanza casi el 75% de la población1
  • El móvil ya es el dispositivo preferido para realizar las compras online por más de un 24% de los usuarios1, ocho puntos más que hace un año.
  • El pago contactless ha crecido casi un 90% con respecto a 2015 y es ya el método de pago utilizado por el 65% de los españoles1

 

El pago con el teléfono móvil para compras en tiendas físicas ha experimentado una nueva subida, y ya asciende al 31,5% de los usuarios1, suponiendo casi un 20% de incremento en los dos últimos años. Así lo muestran algunos de los datos del Barómetro de Pagos Digitales de Mastercard realizado por Inmark Europa en 20182.

Este incremento del uso se produce en paralelo con un aumento del conocimiento medio de los españoles1, entre los cuales un 74,7% afirma conocer algún método de pago móvil, y para la mayoría de los usuarios1 es utilizado independientemente de la cantidad a pagar. Estos datos vienen amparados por el crecimiento de la infraestructura tecnológica para móviles NFC (Near Field Communication, por sus siglas en inglés), que permite su desarrollo progresivo y un alcance cada vez mayor.

En cuanto a la seguridad, se perfila en cada ámbito de los pagos como la clave para aportar tranquilidad a los usuarios1 y extender los hábitos. De este modo, cabe destacar que la biometría en el pago móvil ha tenido una subida de 30 puntos porcentuales en cuanto a penetración como método de autenticación.

 

Creciente importancia del contactless

En paralelo, el 65% de los consumidores1 ya utiliza tarjeta contactless de forma habitual y ha sido la opción preferida para dos de cada tres usuarios1 en los últimos meses. Estas cifras señalan un crecimiento que se ha potenciado mucho en los últimos años, con un uso que ha aumentado un 89,5% desde 2015.

De hecho, según este barómetro, un 53% de los encuestados[1] afirma que, si en todas las tiendas físicas se aceptasen los pagos con tecnología contactless, optaría por el pago con este tipo de tarjeta, mientras que un 33% de ellos elegiría hacerlo con su dispositivo móvil. Al igual que sucede con el pago móvil, la mayoría de los usuarios1 utiliza ya la tecnología contactless independientemente del importe de la compra a pagar, al mismo tiempo que sigue mejorando su percepción de seguridad y ya es considerada como totalmente segura por dos terceras partes de los usuarios1.

 

Compras online cada vez más habituales desde el teléfono móvil

Este estudio confirma el crecimiento de las compras online, hasta el punto de que una tercera parte de los encuestados1 afirma hacer compras por Internet al menos una vez por semana y, aunque el dispositivo preferido por la mayoría continúa siendo el ordenador, el teléfono móvil va ganando posiciones. En el último año ha crecido en ocho puntos porcentuales el número de compradores online1 que lo utilizan, alcanzando un 24,5%, pese a las dificultades que presenta para sus detractores, entre las que se destaca fundamentalmente el tamaño de la pantalla del dispositivo.

 

Autenticación biométrica y seguridad

La seguridad es también indispensable en las compras online y, cuando se trata de realizar compras a través del móvil, el método preferido de autenticación continúa siendo el SMS, aunque la biometría (huella dactilar, reconocimiento facial…etc) también gana cada vez más adeptos por su sencillez y poco margen de error.

En cuanto a la preferencia a la hora de identificarse en los pagos presenciales, encontramos división de opiniones, casi al 50%1, entre quienes siguen prefiriendo el PIN y aquellos que optan por las soluciones biométricas, como la huella dactilar, una opción que tiene más calado entre quienes ya utilizan esta tecnología en su teléfono móvil.

Mientras que los partidarios del PIN lo son fundamentalmente por la costumbre, los que se decantan por la biometría esgrimen a su favor que se trata de un método cómodo, rápido, personal e intransferible.

En este sentido, Paloma Real, directora general de Mastercard España, señala la importancia del conocimiento de los pagos digitales: “Aunque continúa habiendo una brecha importante entre el conocimiento que se tiene de la existencia de determinados tipos de pagos y su uso, cada vez hay más conciencia de su utilidad y conveniencia, por lo que tenemos que continuar trabajando para que la infraestructura no sólo sea segura y cómoda para los usuarios, sino para educar en los beneficios y ventajas que estos nuevos métodos de pago ofrecen y los usuarios se sientan cómodos con ellos en su día a día”.

En cualquiera de los aspectos de la encuesta se ha observado que la seguridad se mantiene como el pilar en el que los usuarios apoyan sus decisiones. Por ello, según indica Paloma Real, “Mastercard sigue trabajando cada día para desarrollar nuevas soluciones que aporten comodidad en el uso, pero siempre con los más altos estándares de protección. Igual que hemos aportado en otros campos y que desarrollamos la tokenización para proteger las transacciones, apostamos fuertemente por la biometría tanto para pagos online como NFC y hemos creado ID Check, un servicio presente en 11 mercados con el que el usuario puede identificarse a través del reconocimiento facial o de su huella dactilar”.

 

[1] Individuos de 24 a 55 años, con ingresos regulares, residentes en España y que hayan realizado compras online en los últimos dos meses

[1] El estudio para Mastercard ha sido realizado por Inmark Europa, compañía líder en investigación de mercados en el sector financiero, a partir de 1.261 entrevistas a individuos de 24 a 55 años, con ingresos regulares, residentes en España y que hayan realizado compras online en los últimos dos meses. Las entrevistas se llevaron a cabo entre el 16 de noviembre y el 5 de diciembre de 2018.