El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP por sus siglas en inglés) ha premiado a Ajay Banga, Presidente y Director Ejecutivo de Mastercard, en reconocimiento a sus excelentes contribuciones para lograr Hambre Cero.

La Directora Ejecutiva de WFP, Ertharin Cousin, le otorgó el premio Héroe contra el Hambre 2017 el martes en la cena de WFP en la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza. Ertharin Cousin, WFP Executive Director and Ajay Banga, Mastercard President and CEO

En los últimos cinco años, Mastercard y WFP han colaborado en una misión ambiciosa: acabar con el hambre. La tecnología tiene el poder de desencadenar innovaciones para proporcionar asistencia alimentaria y la asociación ha traído consigo nuevas ideas para las operaciones de WFP además de recaudar fondos.

“Bajo el increíble liderazgo de Ajay, Mastercard trabaja codo con codo con WFP y las personas a las que prestamos servicios. Nos da acceso a su tecnología más puntera, a su enorme red y personal generoso para ayudarnos en nuestra lucha para lograr Hambre Cero”, dijo Cousin.

“Esto no ha hecho más que empezar; juntos continuaremos innovando con nuevas soluciones a nivel mundial para asegurarnos que incluso las poblaciones más atrasadas tengan acceso a alimentos variados y nutritivos”.

Desde el comienzo de la crisis en Siria, 2,2 millones de refugiados sirios en Líbano y Jordania han hecho uso de tarjetas de prepago Mastercard para comprar comida en tiendas locales, ofreciéndoles la posibilidad de tomar las mejores decisiones para sus familias al mismo tiempo que la economía local se fortalece con sus gastos. Haciendo que las aportaciones sean parte de su vida diaria, Mastercard y sus socios bancarios y minoristas han recaudado fondos para proporcionar unos 17 millones de comidas escolares a niños alrededor del mundo.

“Este premio reconoce los esfuerzos de todos los que forman parte de Mastercard y es representativo de un nuevo método de razonamiento que está transformando la manera en que el sector privado puede participar en esfuerzos humanitarios”, afirmó Banga. “En Mastercard creemos que esos esfuerzos comienzan con la convicción de que los negocios pueden ser una fuerza positiva para el mundo y que cuando el sector público y privado se asocian, podemos ser transformativos haciendo grandes cosas que marcan una gran diferencia”.

Los empleados de Mastercard han sido clave para la asociación: 18 miembros del personal han aceptado designaciones temporales en oficinas en países donde opera WFP en 2016. Sus conocimientos analíticos ayudaron en una investigación en la que se ha mostrado que cada dólar invertido en comidas escolares se traduce en una rentabilidad económica de 6 dólares estadounidenses en forma de mejoras en salud y educación de niños en edad escolar.

La revista Fortune ha incluido recientemente a Mastercard en su lista “Cambia el mundo” (“Change the World” en inglés), basándose en el trabajo de Mastercard para ayudar a transformar la asistencia humanitaria a refugiados y a otras personas vulnerables. Mastercard se ha comprometido, para 2020, a llegar a 500 millones de personas que carecían de acceso a servicios financieros.

La ceremonia de entrega del premio tuvo lugar durante la cena de Objetivos Mundiales para un Mundo Sano Sin Hambre en la carpa de WFP en Davos.