Blogs
Subscribe to our email alerts





Close
Beyond the Transaction: Every Transaction Has a Story

Construye tu independencia financiera

Una de las prioridades cuando somos jóvenes es ser independiente y poder tomar nuestras propias decisiones. Y por supuesto una gran parte para lograrlo depende del manejo de nuestro dinero.

La Independencia Financiera es la capacidad de llevar unas finanzas sanas, que ayuden a alcanzar tus metas y te permitan tomar las decisiones sin que el dinero sea un obstáculo. Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), en México el 43 % de los trabajadores gastan más de lo que ganan, es decir, no llevan una administración adecuada de sus recursos.

Así que para que puedas lograr realizar lo que realmente quieres, Consumo Inteligente tienen estos tips para ti:

1. Dejar de ver el ahorro como un sacrificio. Es común pensar que dejar gastar es sinónimo de privarse de lo que más te gusta, cuando en realidad ahorrar es guardar una cantidad de tus recursos hoy para cumplir tus metas y sueños futuros. Por lo tanto, lo primero que debes hacer antes de realizar todos los gastos es reservar un monto específico y de forma periódica, porque el dinero nunca sobra.

2. Tomar el control de tus deudas. Estar en número rojos nunca va a dejar liberarte. Para este rubro lo máximo que debes destinar es el 30 % de tus ingresos mensuales, así que el crédito no hay que verlo como un aumento de sueldo sino como un instrumento de financiamiento (aquí está el curso de Universidad Financiera para usarlo responsablemente > http://goo.gl/CZTuka) que debes analizar si puedes pagarlo antes de contratarlo, de lo contrario se puede volver un obstáculo para realizar lo que verdaderamente te importa.

3. Poner tu dinero a trabajar: Llegar a la Independencia Financiera es más fácil si tu dinero lo sacas del colchón. Para esto es importante buscar opciones de riesgo acordes a los plazos de tus metas y comparar dónde puedes obtener mejores rendimientos.

4. Prevenir las emergencias: Para que tus proyectos no se vean amenazados es muy importante estar prevenidos porque no es posible controlar todo lo que sucede a nuestro alrededor y existen mecanismos para que estos imprevistos afecten lo menos financieramente posible. Por un lado están los seguros, ya sea de vida, gastos médicos, auto, para nuestro negocio u hogar; pero para lo que no se puede asegurar o se trata de imprevistos pequeños, también es recomendable tener un fondo de emergencia de entre 3 y 6 meses de nuestros gastos.

¡Viva las finanzas sanas!, y siga más tips para alcanzarlas en www.consumointeligente.orgMexico-foto