Blogs
Subscríbete a nuestros alertas por email





Close
Beyond the Transaction: Every Transaction Has a Story

Preguntas Frecuentes sobre Deudas

P – Mis deudas siguen aumentando. ¿Qué puedo hacer?164115506
R – Los siguientes consejos te ayudarán a identificar la causa de tu endeudamiento y preparar un presupuesto que puedas seguir. Haz clic en los enlaces para aprender más y obtener hojas de trabajo que te ayudarán a organizarte.

  1. Usa la calculadora de presupuesto mensual. Así podrás determinar la cantidad total que debes al mes. Tal vez la cantidad total te asuste, pero enfrentarla es precisamente lo que necesitas para motivarte a seguir tu presupuesto.
  2. Haz un presupuesto realista. Si tu presupuesto no es realista, solo conseguirás desmotivarte cuando no logres seguirlo al pie de la letra. Fíjate metas posibles de lograr de acuerdo a los ingresos que recibes, y en periodos de tiempo razonables.
  3. Controla tus gastos. Sé honesto sobre las cosas que son necesidades y las cosas que son deseos. Si no controlas tus gastos y te sigues endeudando, llegará un momento en que no vas a tener dinero ni para los deseos, ¡ni para las necesidades!
  4. Tómate tu tiempo. Sé consistente. Aunque se te haga largo el tiempo que te tomará salir de tus deudas, la clave está en ser paciente y mantenerte enfocado. Concéntrate en los pequeños logros de reducir tus gastos día a día.
  5. Fija metas que te inspiren. Recuérdate a diario las recompensas de seguir tu presupuesto. Por ejemplo, si una de tus metas es un viaje, coloca una foto del destino que deseas visitar en la puerta de tu nevera o en un lugar donde la puedas ver todos los días y te mantenga motivado.

P – Siento que estoy acumulando demasiadas deudas pero no sé si estoy realmente en problemas o no. ¿Cómo puedo saberlo?
R – Si piensas que te estás metiendo en problemas de deudas, probablemente lo estás. Algunas señales de que estás en problemas son: estás gastando más dinero del que recibes cada mes, no estás pagando tus cuentas a tiempo, o estás usando crédito para pagar cuentas que solías pagar de contado. Haz clic para aprender cuáles son los indicadores de que es hora de tomar control de tus gastos.

P – ¿Qué debo hacer si ni siquiera puedo cubrir los pagos mensuales mínimos en mis cuentas de tarjetas de crédito?
R – Tan pronto te des cuenta de que no puedes hacer los pagos mensuales mínimos en tus cuentas, contacta a tus acreedores y explícales tu situación. Podrías negociar con ellos un pago mínimo más bajo, o la tasa de interés, o ambos. Si logras negociar un plan de pago con el que puedas cumplir, evitarás cargos por atrasos y otras penalidades que podrían aumentar aún más tu deuda. Haz clic para conocer más sobre cómo negociar la reducción de una deuda y cómo evitar la quiebra.

P – He recibido por correo nuevas ofertas de tarjetas de crédito con una tasa de interés más baja. ¿Debo considerar pasar mi cuenta a una tarjeta con una tasa de interés más baja?
R – Dependiendo de la oferta y de tu situación particular, podría ser o no ser una buena idea aprovechar la oferta de una tarjeta de crédito con una tasa de interés más baja. Una tasa de interés más baja puede ayudarte a pagar tu deuda más rápidamente porque una cantidad menor de tu pago se aplicará al interés y una cantidad mayor a reducir la deuda.

Sin embargo, es muy importante analizar los detalles de la oferta: si la tasa de interés baja es permanente o es una tasa introductoria que aumentará después de un período de tiempo específico, como seis meses; y si la tasa de interés baja es variable o fija. Las tasas variables frecuentemente están vinculadas a la tasa promedio, y los aumentos de las tasas de interés a largo plazo podrían hacer que termines pagando una tasa de interés que es realmente más alta que la que tienes ahora. También debes revisar los cargos por transferir balances y cualquier otro cargo que pudiera aplicar. Verifica en los términos la existencia de cláusulas que establecen que si haces un pago tarde o dejas de hacer un pago, la tasa de interés aumentará súbitamente, y de ser así, a qué porcentaje.

Por último, si decides tomar una oferta de una tarjeta con una tasa de interés más baja, siempre recuerda por qué lo hiciste. No comiences a gastar más solo porque tienes una tasa de interés más baja si tu propósito era reducir tu deuda. Conoce más sobrecómo escoger una tarjeta de crédito.

P – ¿Cuáles son los errores más grandes que cometen las personas al tratar de pagar sus deudas? ¿Cómo puedo evitarlos?
R – Los mayores errores que las personas cometen al tratar de pagar sus deudas son:
• No hacer el intento por pensar que será muy difícil.
• Pensar que será muy fácil y entonces darse por vencido cuando resulta más difícil de lo que pensaban.
• Dejar que la deuda crezca, en lugar de atender el problema inmediatamente o lo antes posible.

Comienza por hacer un presupuesto, controlar tus gastos y si notas que aun así tienes problemas para pagar, contacta a tu acreedor para buscar soluciones. No hay atajos para saldar tus deudas. Requiere compromiso y dedicación. El tiempo que tardes en saldar tus deudas dependerá de cuánto hayan crecido. En algunos casos puede ser una tarea difícil, pero es posible. Y las recompensas valen la pena. Hay que poner manos a la obra lo antes posible.

P – ¿Dónde debo ir y en quién debo confiar si siento que necesito ayuda profesional para salir de deudas?
R – Si después de reducir tus gastos y preparar tu presupuesto aún no encuentras cómo pagar tus cuentas, busca ayuda de tu institución financiera. Muchos bancos cuentan con programas de asesoría financiera y te pueden brindar orientación sobre cómo tomar control de tus finanzas personales. También puedes buscar si existe en tu país alguna organización de asesoría financiera que brinde asesoría gratuita a personas que la necesiten. Asegúrate de que la organización tenga una buena reputación y que no esté buscando venderte un producto.

P – ¿Qué es lo más importante que necesito hacer para salir de mis deudas?
R – Lo más importante es detectar la causa del endeudamiento. Una vez identifiques por qué te endeudaste, es hora de reducir tus gastos y usar el dinero que logres liberar para pagar tus deudas. Calcula tu presupuesto mensual para identificar qué gastos puedes reducir o eliminar y descubrir oportunidades de ahorro, prepara un presupuesto que contemple la cantidad que vas a destinar al pago de tus deudas, ¡y síguelo al pie de la letra!

P – ¿Qué puedo hacer con mis cuentas si perdí mi trabajo y no estoy recibiendo ningún ingreso?
R – Manejar tus cuentas puede parecer una tarea imposible cuando no estás trabajando. Sin embargo, la clave es actuar con rapidez y saber qué hacer si pierdes tu empleo para no hundirte más en deudas. Para empezar, identifica y pon en pausa cualquier gasto innecesario para liberar dinero de donde puedas. Si luego de este ejercicio aún no eres capaz de hacer tus pagos mínimos, comunícate con tus acreedores y explícales tu situación. Podrías negociar con tus acreedores para obtener pagos más bajos, una tasa de interés más baja, o ambos, hasta que vuelvas a recibir ingresos. Al comunicarte con tus acreedores de inmediato, te estarás evitando cargos y penalidades por pagos atrasados que solo aumentarían tu nivel de deuda.

P – ¿Cómo puedo prepararme para enfrentar gastos médicos imprevistos?
R – Para evitar que futuros gastos afecten tu salud financiera, es importante comenzar un fondo de ahorro para emergencias. Examina cuidadosamente tu presupuesto mensual para liberar dinero que puedas destinar a ahorrar para este propósito, establece esta cantidad en tu presupuesto y haz el compromiso de seguirlo. Mientras más rápido empieces, menos te afectará un gasto médico imprevisto. Conoce más consejos para minimizar el impacto de los gastos médicos.