Blogs
Subscríbete a nuestros alertas por email





Close
Beyond the Transaction: Every Transaction Has a Story
Compartir

Día del niño: un buen momento para aprender educación financiera

El día del niño es una de esas fechas ideales para regalar, pero no solo juguetes u objetos materiales. Es posible hacer regalos que transformen la vida de tus niños con lecciones y experiencias de educación financiera, por ejemplo.

156792313Vemos a los niños muy ansiosos por la llegada de este día, pero también presenciamos la preocupación de los padres con respecto a qué regalarles. Esto hace de la fecha un momento perfecto para trabajar algunos conceptos de educación financiera con los niños.

El descontento que alcanza a muchas familias para esta fecha, está relacionado directamente con el precio de los regalos, la falta de recursos económicos para responder a los pedidos de los niños y la arriesgada decisión de comprometerse con deudas.

Regalos y aprendizaje
Existen varias maneras de transformar una fecha especial en una experiencia de aprendizaje para compartir con los niños. Un buen obsequio es ofrecer libros sobre educación financiera. Ya están disponibles libros sobre este asunto, y abordan temas que todavía causan dudas en buena parte de los padres:

  • ¿Cómo introducir el tema del dinero en los niños?
  • ¿Cuál es el papel de la mesada en el aprendizaje de los niños?
  • ¿Debo darle a mi hijo todo lo que quiere?
  • ¿Cuál es la mejor inversión para el futuro de mi hijo?

El poder del ejemplo
Una de las máximas más citadas es la que dice que “las palabras enseñan, pero solo un buen ejemplo transforma”. No solo en el Día del Niño, sino durante toda la vida es fundamental tener un diálogo honesto con los niños, haciendo que nuestras acciones sean verdaderas lecciones. Es indispensable ser organizado y respetar el dinero, así los niños aprenden observando desde este comportamiento.

Recuerda esto: el bien más valioso no siempre es el que cuesta más caro. Aprovecha para dedicar tiempo y cariño a tus niños. De esta forma la retribución será con la misma moneda. Regálales buenos ejemplos, dedicación, paciencia y literatura infantil. Contribuye también a que ellos sepan lidiar con sus frustraciones.
Hasta la próxima.