Blogs
Subscríbete a nuestros alertas por email





Close
Beyond the Transaction: Every Transaction Has a Story
Compartir

Toma control de tu crédito

¿Estás empezando a sentirte abrumado por tu tarjeta de crédito? Sigue estos pasos para tomar control de tu crédito. ¡No dejes que tu crédito te controle a ti!144346305

  1. En lugar de usar tu tarjeta de crédito para todas tus compras indiscriminadamente, úsala de manera inteligente. Por ejemplo, usa tu tarjeta para:
    • Un gasto grande cuyo pago no puedas efectuar por completo, asegurándote de que podrás liquidarlo en cierta cantidad de tiempo. Mientras más rápido saldes tu tarjeta, menor será el pago de intereses.
    • Aprovechar ofertas de puntos o recompensas que puedes canjear en el futuro. Nuevamente, asegúrate de que podrás liquidar la cantidad de inmediato o en poco tiempo.
    • Resolver en una situación en que no tengas otra forma de pago. Si usas tu tarjeta para un gasto corriente, liquídalo antes de tu próximo estado de cuenta.
  2. Practica los siguientes hábitos efectivos para manejar tu tarjeta de crédito:
    • Establece un límite de lo que puedes gastar con tarjeta al mes y no lo sobrepases. Manteniendo tus gastos bajo control, te aseguras de no terminar con más deudas de las que puedes pagar.
    • Liquida el saldo en tu tarjeta de crédito o abona la cantidad más alta que puedas. Si pagas solo el mínimo, más tiempo te tomará pagarla y por lo tanto, pagarás más intereses.
    • Liquida el saldo de tu tarjeta antes de la fecha de pago. Recuerda que después del corte de tu tarjeta tienes ciertos días para pagar y después de este periodo, lo que dejes pendiente empieza a acumular intereses. Al manejar tus fechas de corte y de pago puedes usar tu tarjeta como un préstamo libre de intereses.
    • Si tienes problemas para efectuar un pago a tiempo, comunícate con la compañía emisora de tu tarjeta. Así puedes acordar un arreglo de pago y evitar que se afecte tu historial de crédito.
    • Si anticipas que vas a dejar saldos pendientes de un mes a otro, usa la tarjeta de crédito con menor tasa de interés que tengas (APR por sus siglas en inglés). Aprende cómo escoger una tarjeta de crédito y lee bien los términos de tu tarjeta para que entiendas el impacto del interés compuesto – la cantidad que te cargan de interés añadido a los cargos de la compra e interés que quedaron sin pagar en los meses anteriores.
  3. Recuerda lo que NO debes hacer con tu tarjeta de crédito:
    • No uses tu tarjeta de crédito como un segundo sueldo. Recuerda, estás tomando dinero prestado a cambio de un pago adicional de intereses. Así que no compres artículos que estén fuera de tus posibilidades.
    • No pospongas el pago de tu cuenta si estás cerca de la fecha límite, o la fecha límite ha pasado. Los pagos son procesados el día en que son recibidos, no el día en que los envías. Haz tus pagos con anticipación.
    • No sientas vergüenza de hacer arreglos de pago si tienes dificultades financieras. Mientras más tiempo ignores tus cuentas por pagar, peor será. Llama a la compañía emisora de tu tarjeta para negociar un plan de pagos o visita un asesor de crédito.