Blogs
Subscríbete a nuestros alertas por email





Close
Beyond the Transaction: Every Transaction Has a Story

¿Qué es un préstamo sobre el valor de la casa?

142341187Si estás buscando alternativas para saldar tus deudas y eres dueño de una propiedad, probablemente habrás escuchado el término “préstamo sobre el valor de la casa” o “segunda hipoteca”. Esto se refiere a un préstamo garantizado por el valor acumulado de tu casa.

Un préstamo sobre el valor de la casa puede tener una tasa de interés y un pago mensual más bajo que las cuentas que deseas saldar con el dinero obtenido. Sin embargo, este tipo de préstamo puede poner tu casa en riesgo. Por lo tanto, antes de considerar obtener un préstamo sobre el valor de la casa, pregúntate lo siguiente:

  • ¿He detectado la causa de mi endeudamiento y controlado mis gastos para poder vivir dentro de mis ingresos, gastando menos de lo que gano cada mes?
  • ¿He desarrollado buenos hábitos de manejo de dinero?
  • ¿Estoy completamente seguro de que, cuando mi actual crisis financiera haya sido superada, continuaré ahorrando y gastando de forma inteligente?

Solamente si puedes contestar “sí” a estas preguntas con absoluta certeza, puedes explorar la posibilidad de obtener dinero sobre el valor de tu casa para consolidar tus deudas. Si tu respuesta a alguna de estas preguntas es “no”, es muy posible que cuando hayas pagado tu deuda actual, vuelvas a los mismos hábitos que te metieron en problemas. La consecuencia de esta situación es que, en algún momento, el total de tus deudas amenazará tu capacidad de pagar tanto tu primera como tu segunda hipoteca, y podrías perder tu hogar.

Si decides obtener dinero del valor de tu casa, asegúrate de hacerlo con una entidad de préstamos seria. Si planificas quedarte en tu casa por muchos años y tienes una tasa fija con interés bajo por 30 años, sé cauteloso con aquellos que te prometan pagos más bajos al convertir tu hipoteca a una de tasa variable. A diferencia de un préstamo con una tasa de interés fija, un préstamo con una tasa de interés variable podría resultar en pagos más bajos a corto plazo y mucho más altos dentro de unos años, cada vez que las tasas de interés aumenten.