Blogs
Subscríbete a nuestros alertas por email





Close
Beyond the Transaction: Every Transaction Has a Story
Compartir

Compras de fin de año: ¡cuidado con caer en las trampas del consumo!

Fin-de-añoCada fin de año es igual: la Navidad y la noche de año nuevo se aproximan, convirtiéndose en pretextos para compras exageradas, fuera de cualquier presupuesto. Es cierto que se trata de una época especial, en la que queremos demostrar con presentes todo el cariño que tenemos a nuestros seres queridos.

Ya es tradición para muchos esperar hasta el último momento para ir de compras. Es común ver año a año el mismo asunto en la TV, con los centros comerciales llenos de gente apretada en los pasillos de las tiendas.

Fin de año = precios más grandes
La verdad es que cuando dejamos las compras para último momento, casi siempre nos perdemos de aprovechar las mejores oportunidades de compra. A fin de cuentas, las promociones suelen ocurrir justamente después de los períodos de más ventas, cuando la demanda es menor.

A fin de año, más personas están dispuestas a comprar. Para aprovechar la temporada, el comercio tiende a subir el precio de sus productos y facturar más. Dejar todo para último momento puede convertirse en un pésimo negocio, con probabilidades reales de comprometer las finanzas familiares para el próximo año.

Aquí te damos algunos consejos para hacer las compras sin perjudicar tu bolsillo:

  • Define un valor máximo para cada regalo que vas a comprar;
  • Mensualmente, ahorra un poco de dinero para las compras, así tu presupuesto no será impactado con un gasto tan grande y puntual;
  • Evita muchas cuotas, ya que la suma de todos los gastos puede ocasionar un gran susto a la hora de pagar;
  • No te fíes de los cálculos mentales. Es muy común ir haciendo compras y guardar las cuentas en la cabeza;
  • Procura salir de tu casa sabiendo exactamente qué comprarás y cuánto vas a gastar. Apégate al plan.

Mientras lees este artículo, puedes ver que no es tan difícil comprar y regalar, si pones en práctica algunas actitudes bien simples. No te dejes contagiar por el lado emocional de fin de año. Es posible demostrar tu cariño y afecto para las personas que amas, con ciertos límites.

Solo así comprenderás que lo que realmente importa no cuesta tanto, de hecho es gratis. ¡Inténtalo!

Hasta la próxima.