Por Jonathan Alvarado, Director Mastercard Costa Rica y Honduras

Se entiende como inclusión financiera el tener acceso a una cuenta bancaria segura que le permita a los ciudadanos guardar y utilizar dinero; también podemos decir que impulsa y ofrece modelos para favorecer la adopción de medios de pago electrónicos en sectores que aún no han sido atendidos.

Sabemos que los beneficios de los pagos electrónicos superan ampliamente los del dinero en efectivo. Y en Mastercard usamos nuestros datos y nuestros conocimientos para analizar y anticipar tendencias que tienen impacto en los pagos. Desde las principales ciudades hasta los mercados en vías de desarrollo, estamos creando productos y soluciones que potencian el crecimiento económico, la eficiencia y la transparencia. Lo que es aún más importante, es que estamos creando mejores experiencias de pago que benefician a las personas en todo el mundo.

En Honduras, en el 2011, el 21% de las personas ingresaron al sistema financiero (es decir se bancarizaron) y en el 2017, este porcentaje aumentó a 45%. Lo que refleja que los hondureños están dispuestos a estar dentro del sistema y así acceder a los medios de pagos electrónicos y llegar hacer un mundo más allá del efectivo.

Actualmente, en la región centroamericana el 85% de las transacciones de pago todavía se realizan en efectivo y es acá donde las nuevas tecnologías pueden cambiar esto. Por ejemplo, las tarjetas sin contacto han venido a revolucionar el mundo de los pagos, pues en tan solo segundos los tarjetahabientes pueden realizar sus compras sin necesidad de entregar su plástico a terceros, lo que hace que el cliente se sienta seguro a la hora de ejecutar cualquier pago, desplazando formas de pago convencionales como el uso del efectivo.

Esta tecnología sin contacto es una forma conveniente, rápida y segura de pagar, ya que con solo un toque y sin sacrificar la seguridad, se pueden realizar compras casi 10 veces más rápido que con el uso de efectivo o con una tarjeta en una terminal de punto de venta.

Hoy en día, más del 50% de las tarjetas emitidas globalmente ya tiene la función sin contacto y se espera que esta participación alcance el 60% de las nuevas tarjetas de pago dentro de dos años. Y es que los estándares y las tecnologías de la industria, tales como el chip EMV y el PIN, nos han permitido generar el más alto nivel de confianza.

Por esto, para lograr una mayor inclusión financiera, Mastercard está utilizando la tecnología alrededor del mundo para ayudar a que más personas accedan al sistema financiero, con el fin de construir un mejor futuro. Sabemos que nuestro futuro es una economía global que está más cerca de ser verdaderamente global porque estamos más conectados digitalmente y menos dependientes del efectivo.

Es fundamental que tanto las entidades públicas como privadas se asocien para que la inclusión financiera se expanda en toda la región, ya que es clave para el desarrollo de un país. Acá nuestro reto es unir esfuerzos para promover el uso de medios de pago electrónicos, pues es el camino que permite que cada vez más personas abandonen la pobreza y que los ciudadanos menos favorecidos cuenten con herramientas para administrar su dinero y optimizar sus recursos, mejorando así su calidad de vida.

 

Acerca de Mastercard

Mastercard (NYSE: MA), es una compañía de tecnología dentro de la industria de pagos globales. Operamos la red de procesamiento de pagos más rápida del mundo, conectando a consumidores, instituciones financieras, comerciantes, gobiernos y negocios en más de 210 países y territorios. Los productos y soluciones de Mastercard permiten que las actividades comerciales del día a día – tales como compras, viajes, administrar un negocio y manejar finanzas – sean más fáciles, seguras y eficientes para todos. Síganos en Twitter @MastercardLAC y en LinkedIn, participe en los debates en el nuestro blog y regístrese para recibir las últimas noticias por medio de nuestra sala de prensa.