Acepta pagos electrónicos donde los excluidos financieramente viven y compran

Para tuitear esta noticia, copie y pegue http://news.mstr.cd/28WzsMl en su cuenta de Twitter

Purchase, N.Y., 27 de junio de 2016 — Hoy MasterCard define el objetivo de conectar a 40 millones de micro y pequeños comercios con su red de pagos electrónicos en un plazo de cinco años. Esto extiende el compromiso de Acceso Financiero Universal 2020 que la compañía hiciera el año pasado.

Hasta la fecha, la inclusión financiera se ha centrado predominantemente en brindarles herramientas y cuentas para transacciones a aquellos que la banca no atiende y que no son parte de la misma. Esta sigue siendo una necesidad crítica con dos mil millones de personas que no forman parte del mundo bancario, en su mayoría mujeres obligadas a operar en una economía en efectivo. Para que los esfuerzos de inclusión financiera tengan un verdadero impacto, debe haber un enfoque igualitario de acceso y de uso.

Desde 2013, MasterCard les ha entregado programas y servicios a más de 200 millones de personas previamente excluidas de la corriente financiera. La compañía está comprometida a llegar a por lo menos 500 millones para 2020.

A través de una amplia colaboración con las entidades de los sectores público y privado, MasterCard les llevará los beneficios y la seguridad de los pagos electrónicos a aquellos que no forman parte de la banca alrededor del mundo.

  • En Ruanda, MasterCard está colaborando con el gobierno para llevar al país por la vía rápida para incluir a 90% de sus ciudadanos en la corriente financiera, como estipula su estrategia Visión 2020.
  • En Egipto, MasterCard está ayudando al gobierno a desplegar un programa de identificación digital que vincula el número de identificación nacional de los ciudadanos con la plataforma existente de dinero móvil nacional, permitiendo que 54 millones de egipcios participen en la economía electrónica formal a través de un programa sin efectivo único y fácil de usar.
  • En Bangladesh, bKash, Western Union, BRAC Bank y MasterCard lanzaron un servicio de remesas internacionales que les brinda a los 22 millones de usuarios registrados de bKash la posibilidad de recibir remesas internacionales directamente en sus billeteras móviles bKash.
  • En Estados Unidos, el programa Direct Express®, sociedad entre el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, Comerica Bank y MasterCard, entrega electrónicamente pagos de beneficios federales y recientemente lanzó un aplicación móvil para que los usuarios puedan tener fácil acceso a la información de su cuenta.
  • En cinco países, Vodaphone, HomeSend y MasterCard ampliaron la recepción móvil en tiempo real de remesas de los usuarios de M-Pesa en la República Democrática del Congo, Ghana, Lesoto, Mozambique y Albania.

Sin embargo, una serie de programas a gran escala ha tenido un éxito limitado durante la fase inicial, ya que la mayoría de los micro y pequeños comercios, donde la mayoría de los desatendidos compra a diario, no acepta pagos electrónicos. Cuando esto sucede, no se utilizan las cuentas o, en el caso de los programas sociales de desembolso, se retiran los fondos inmediatamente en los cajeros automáticos.

“La inclusión financiera real se produce cuando la gente puede usar sus nuevas cuentas financieras para hacer lo que muchos de nosotros damos por sentado”, señaló Ajay Banga, presidente y director ejecutivo de MasterCard. “Ayudar a los microcomercios y a los pequeños comercios a conectarse con los pagos electrónicos acelerará la adopción y el uso de nuevas herramientas financieras por parte de quienes no forman parte de la banca y tendrá un verdadero impacto en la vida diaria de la gente”.

A principios de mes, MasterCard anunció un esfuerzo ampliado con la IFC, miembro del Grupo del Banco Mundial, para ampliar el uso de pagos electrónicos por empresas micro, pequeñas y medianas. La “Línea de Financiación para el Desarrollo de la Aceptación” está diseñada para abordar los desafíos específicos a los que se enfrentan los bancos y estos negocios, con enfoque en Asia, el Medio Oriente, África, América Latina y parte de Europa.