• En el marco de la Cumbre de Líderes sobre los Refugiados, se realizó una reunión en la Casa Blanca en la que participó el presidente Obama, Ajay Banga, CEO de Mastercard, y otros miembros del sector privado.
  • El encuentro buscaba promover nuevas iniciativas y proyectos humanitarios en beneficio de los refugiados y otras poblaciones vulnerables.

Más de 65 millones de personas alrededor del mundo han sido obligadas a dejar sus hogares como consecuencia del conflicto o la persecución. Sus necesidades de asistencia son altas y las crisis de esta escala requieren mucho  más que las acciones del Estado. El sector privado también debe actuar con urgencia para generar un cambio.

Mientras los líderes mundiales se encuentran en Nueva York para la 71a Asamblea General de las Naciones Unidas, el CEO de Mastercard, Ajay Banga se reunirá con otros ejecutivos de negocios y el presidente Obama hoy, en la Mesa de Redonda del Sector Privado como parte de la Cumbre de Líderes sobre los Refugiados para abordar esta crítica situación.

Recientemente, Mastercard quedó en el séptimo lugar de la lista  «Change the world (cambia el mundo)» de Fortune, que destaca el compromiso de la compañía para transformar la ayuda humanitaria que se le brinda a refugiados y otras poblaciones vulnerables. Adicionalmente, la compañía fue reconocida por la Casa Blanca como una de las quince compañías líderes  que han tomado una acción significativa para ayudar en la crisis de refugiados.

En el marco de esta reunión, el presidente Obama le pedirá al sector privado su apoyo para empoderar a  los refugiados brindándoles la infraestructura, los recursos y las herramientas que necesitan para acceder a la educación y oportunidades que les permitirán obtener un empleo significativo y tengan así la capacidad de  volverse autosuficientes.

En la medida en que los sectores público y privado atienden este llamado a la acción, Mastercard anunciará nuevos compromisos, medibles y relevantes para mejorar aún más la difícil situación de los refugiados y apoyar a los países de reasentamiento. Específicamente, Mastercard se compromete a:

  • Ampliar su gama de soluciones humanitarias y de desarrollo para incrementar su alcance y beneficiar a dos millones de personas más. Trabajando con socios públicos y sin ánimo de lucro, la compañía ya ha ayudado a más de 2.5 millones de personas en condición de vulnerabilidad, cuya inmensa mayoría eran refugiados y de desplazados internos. Estos programas han utilizado la Red de Ayuda de Mastercard, humanitarian prepaid y servicios de remesas para una distribución más rápida, segura y eficiente de la ayuda.
  • Promover el concepto de «comunidades inteligentes» para nuevos asentamientos de refugiados y ayudar con la implementación del Programa de Desarrollo Socioeconómico Integrado de Kalobeyei en Kenia. Junto con la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Plataforma de la Asociación del Sector Privado Humanitario al Este de África, Mastercard movilizará a los jugadores del sector público y privado para desarrollar maneras de integrar mejor a los refugiados en las comunidades locales y ayudar así a que reconstruyan sus vidas.
  • Abogar por mejores políticas y prácticas de protección de datos por parte de aquellos que recolectan la información de los refugiados. Durante los últimos dos años, Mastercard ha llevado a cabo talleres con el fin de educar a las agencias de ayuda en la importancia de la seguridad de la información y la seguridad en el desarrollo y contexto humanitario. Trabajando con NetHope, Mastercard dará a conocer el próximo mes un conjunto de directrices de seguridad de datos específicos del sector.
  • Convocar a las organizaciones públicas y privadas para determinar cómo los beneficiarios de ayudas, más exactamente los refugiados, pueden acceder más fácilmente a servicios financieros vitales. Las situaciones prolongadas de refugiados se han convertido en la norma. Mastercard cree firmemente que a las personas incluidas financieramente tienen mayores oportunidades para salir adelante. Mastercard reunirá a stakeholders clave para determinar cómo las agencias de ayuda y los refugiados pueden utilizar mejor la infraestructura del mercado local para crecer sosteniblemente.