Mastercard, Gemalto, Giesecke+Devrient y IDEMIA se comprometen a crear
tarjetas respetuosas con el medio ambiente

 

Durante muchos años, la idea de impulsar opciones ecológicas en los pagos se ha visto limitada a vincular compras con donaciones a causas defensoras del medio ambiente y compensaciones a la huella de carbono. Estos programas han tenido un impacto en cuanto a concientización y a la recaudación de los fondos necesarios. Ahora, tenemos la oportunidad de poner en práctica estos esfuerzos en un área más amplia de la industria de pagos.

Hoy, Mastercard y los fabricantes de tarjetas Gemalto, Giesecke+Devrient (G+D) y IDEMIA lanzaron la Alianza Greener Payments para establecer mejores prácticas para proteger el medioambiente y reducir el uso de plástico PVC no reciclado en la fabricación de tarjetas.

Según el informe Nilson, cada año se fabrican aproximadamente seis mil millones de tarjetas de pago plásticas. Aunque el análisis de Mastercard indica que esta cifra es menos del 0.015 por ciento del volumen de plástico que se fabrica cada año, se pueden lograr mejoras usando materiales alternativos.

“Los consumidores ya están pasando del dinero en efectivo a las tarjetas en busca de mayor seguridad y sostenibilidad. Esta alianza se basará en programas piloto y pruebas recientes para fomentar que se adopte a una mayor escala”, comentó Ajay Bhalla, presidente de soluciones cibernéticas y de inteligencia de Mastercard. “Mientras que el ciclo vital de una tarjeta es de tres a cuatro años, existen otros materiales respetuosos con el medio ambiente que pueden incorporarse a este proceso y contribuir a un cambio positivo”.

Ya se están llevando a cabo, y se tendrán en cuenta para este cometido, investigaciones y análisis de materiales reciclables, biodegradables y de origen biológico. Con esta alianza, se tiene el compromiso de acelerar esta investigación para ofrecer soluciones en todo el mundo que permitan la reducción en el uso del plástico PVC no reciclado para la fabricación de tarjetas en cuestión de años.

“Usar de manera responsable los recursos naturales, proteger nuestro clima y nuestro medio ambiente son elementos centrales de las políticas de responsabilidad corporativa de G+D. Tenemos el compromiso de garantizar que toda nuestra cadena de valores sea sostenible y que reduzcamos continuamente nuestra huella ambiental. Como participante de la Alianza Greener Payment, estamos trabajando en la estandarización de materiales de fuentes biodegradables en las tarjetas de pago. Es una manera de dar un paso adelante en la búsqueda de soluciones respetuosas con el entorno y de reducir los materiales hechos con petróleo”, afirmó Gabrielle Bugat, jefa de la División de Servicios Financieros de Giesecke+Devrient Mobile Security.

El grupo también garantizará que se implementen las mejores prácticas para evaluar los materiales,  los beneficios del impacto medioambiental y la capacidad de satisfacer las crecientes preocupaciones de los consumidores en cuanto al impacto del plástico a nivel mundial.

“Para nadie es un secreto que todos debemos cambiar la forma en que vivimos y consumimos para reducir nuestro impacto en el planeta. Para IDEMIA, como líder de la industria es clave lograr cambios de una manera positiva y poner nuestro grano de arena para reducir, por ejemplo, nuestra dependencia del plástico”, expresó Pierre Barrial, vicepresidente ejecutivo de actividades de instituciones financieras para IDEMIA. “Estamos encantados de asociarnos con Mastercard para ofrecer alternativas viables y respetuosas con el medio ambiente que impulsen un cambio positivo en la industria.

Los productos respetuosos con el medio ambiente son en estos momentos una prioridad para todos los participantes del ecosistema de pagos”, dijo Sylvie Gibert, vicepresidenta senior de tarjetas de pago para Gemalto. “Tenemos el compromiso de apoyar esta asociación formada por Mastercard. Hoy en día hemos adoptado prácticas sostenibles en nuestro negocio de tarjetas bancarias en un momento de creciente interés por parte de los bancos en tener tarjetas más ecológicas”.

 

Un historial de sostenibilidad

En 2016, Mastercard se asoció con el Finnish Bank de Åland, WWF Finland, KPMG y Gemalto para crear una tarjeta de crédito hecha de materiales renovables y biodegradables. Este programa también les ofrece a los consumidores sugerencias para reducir su huella ambiental y su impacto en el medio ambiente.

La Alianza Greener Payment es solo una de las formas en que Mastercard está tratando de fomentar más prácticas sostenibles dentro y fuera de la empresa. La compañía se convirtió en el primer actor de pagos reconocido por la Science Based Target initiative por comprometerse a una reducción del 20 por ciento en las emisiones de gases de efecto invernadero para 2025, como apoyo a las metas del Acuerdo de París. También, Mastercard alcanzó el 100 por ciento de energía renovable en las operaciones globales. Esto sumado a que la compañía ha desviado el 100 por ciento de sus desechos electrónicos y el 62 por ciento de sus desechos globales de los vertederos.

Para más información sobre las iniciativas de sostenibilidad de Mastercard, visite http://sustainability.mastercard.com/mastercard-corporate-sustainability-report-2017/.