Por Alfonso García, Director Mastercard Panamá, El Salvador y Nicaragua

Las tarjetas sin contacto han venido a revolucionar el mundo de los pagos, pues en tan solo segundos los tarjeta habientes pueden realizar sus compras sin necesidad de entregar su plástico a terceros, lo que hace que el cliente se sienta seguro a la hora de ejecutar cualquier pago, desplazando formas de pago convencionales como el uso del efectivo.

En una región donde el 85% de las transacciones de pago todavía se realizan en efectivo, una tecnología puede cambiar las reglas del juego. Sin contacto, es una forma conveniente, rápida y segura de pagar. Con solo un toque y sin sacrificar la seguridad, se pueden realizar compras casi 10 veces más rápido que con el uso de efectivo o con una tarjeta en un terminal punto de venta.

Una tarjeta sin contacto se considera una de las formas más seguras de pagar porque nunca deja las manos de los clientes. A pesar de la preocupación por el robo de dinero electrónico, un ladrón no puede replicar la información requerida para realizar transacciones de pago: cada transacción está protegida por un criptograma único que es extremadamente difícil de copiar, y no se ha logrado hasta la fecha. Además, funcionan con la misma tecnología de chip EMV que protege las tarjetas utilizando la autenticación dinámica.

Una de las grandes ventajas de llegar a ser un país 100% pago sin contacto es que el transporte público será uno de los principales beneficiados debido a que esta es la forma de pago más ágil, segura y de más bajo costo para la sustitución del pago en efectivo en buses, taxis y trenes. Adicional, los comerciantes se benefician con pagos más rápidos y un aumento en el promedio de ventas.

Otro de los beneficios de estas tarjetas son: Reducción del riesgo de la manipulación de efectivo, mayor comodidad, ya que el cliente puede pagar rápidamente sin teclear el PIN ni firmar el ticket de compra y reducción de un 50% en el tiempo de transacción respecto a las operaciones habituales. En general, beneficios como conveniencia, velocidad y seguridad se convierten en beneficios concretos para entidades emisoras, entidades gestoras, comerciantes y consumidores.

Sabemos que los beneficios de los pagos electrónicos superan ampliamente los del dinero en efectivo. Y usamos nuestros datos y nuestros conocimientos para analizar y anticipar tendencias que tienen impacto en los pagos. Desde las principales ciudades hasta los mercados en vías de desarrollo, estamos creando productos y soluciones que potencian el crecimiento económico, la eficiencia y la transparencia. Lo que es aún más importante, estamos creando mejores experiencias de pago que benefician a la gente en todas partes del mundo.

En Mastercard estamos muy orgullosos de ser parte de este avance tecnológico para que en todo Centroamérica experimenten la transición hacia una sociedad sin uso del efectivo. El uso del pago electrónico es un proceso que permitirá a los consumidores acceder a una mayor inclusión financiera. Esta inclusión no solo trae crecimiento y equidad, sino que hace que la economía sea más eficiente y segura.

 

 

Acerca de Mastercard

Mastercard (NYSE: MA), es una compañía de tecnología dentro de la industria de pagos globales. Operamos la red de procesamiento de pagos más rápida del mundo, conectando a consumidores, instituciones financieras, comerciantes, gobiernos y negocios en más de 210 países y territorios. Los productos y soluciones de Mastercard permiten que las actividades comerciales del día a día – tales como compras, viajes, administrar un negocio y manejar finanzas – sean más fáciles, seguras y eficientes para todos. Síganos en Twitter @MastercardLAC y en LinkedIn, participe en los debates en el nuestro blog y regístrese para recibir las últimas noticias por medio de nuestra sala de prensa